empresas de inserción
empleo,  IU Yecla,  Yecla

IU-Verdes pide impulsar una ley que regule las empresas de inserción

Los poderes públicos están obligados a facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social de nuestro país, y en especial de aquellas personas particularmente desfavorecidas, que se encuentran en situación de dificultad y de exclusión social.

Estas personas tienen especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo, debido a sus carencias sociales, económicas, educativas y de cualificación laboral, con lo que el ejercicio de un trabajo presenta para ellas numerosos problemas debido a la desmotivación personal, al desconocimiento o abandono de los hábitos sociales y laborales básicos, así como a la carencia de niveles educativos mínimos y la falta de adaptación profesional.

Una nota común a casi todas estas personas en situación de exclusión social es la dificultad que tienen para participar en los mecanismos habituales de formación e inserción laboral. Por eso, desde las Administraciones Públicas es necesario desarrollar acciones de integración encaminadas a que los colectivos que se encuentran en esta situación consigan la inclusión social y laboral.

Por todo esto, son muy necesarias las empresas de inserción, que se definen como aquellas empresas o cooperativas cuya actividad tiene como fin la inserción socio-laboral de personas desfavorecidas para su posterior colocación en empresas convencionales o en proyectos de autoempleo.

En estas empresas se desarrolla una metodología que trata de potenciar las capacidades de las personas a través de los conocimientos técnicos, la habituación socio-laboral y la determinación de las prioridades adecuadas a sus posibilidades y a las del mercado laboral.

Para personas con rentas mínimas o sin renta alguna

Entre las personas que se pueden contratar por estas empresas se encuentran los perceptores de rentas mínimas de inserción o de cualquier otra prestación similar, aquellos que no pueden acceder a estas prestaciones por haber agotado el periodo máximo, los jóvenes entre 18 y 30 años que proceda de instituciones de protección de menores o las personas con problemas de drogodependencia que estén en proceso de rehabilitación.

Para regular este tipo de empresas se promulgó la Ley 44/2007 en donde se establece que las comunidades autónomas dispondrán de un plazo de seis meses para adaptar los requisitos establecidos en la ley referidos a la calificación y registros administrativos. No obstante, desde la Región de Murcia tal previsión nunca se ha llevado a cabo, a pesar de que han transcurrido diez años desde la promulgación de la ley. Otras comunidades autónomas como Galicia, Aragón o el País Vasco sí tienen ya un marco legal donde regulan la calificación y el procedimiento de acceso de estas empresas.

Por todo esto, desde el GM de IU-Verdes en Yecla pedimos al pleno que inste al gobierno regional a elaborar una ley regional de Empresas de Inserción que sirva como un primer paso para conseguir la inserción socio-laboral de las personas en riesgo de exclusión.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies