Yecla necesita zonas infantiles adaptadas para niños con diversidad funcional

publicado en: IU Yecla, Yecla | 0

Desde el GM de IU-Verdes pensamos que nuestro ayuntamiento debería prestar una atención y protección especial a aquellos niños y niñas con capacidades diferentes y necesidades especiales porque son los grandes olvidados en los parques infantiles públicos. Creemos que es necesario que se habiliten espacios de juego inclusivos, tal y como demandan sus progenitores.

Los niños y niñas necesitan espacios de juego donde compartir su tiempo sin importar cuáles sean sus capacidades y en el que aprendan a vivir en igualdad, sin que las diferencias sean un obstáculo. De la misma manera que se suprimen las barreras arquitectónicas para las personas que poseen dificultades de movilidad, tienen que existir zonas habilitadas con juegos e infraestructuras adaptadas con el objetivo de que también puedan ser utilizadas por estos niños y niñas.

Las administraciones públicas están obligadas a garantizar que niños,  niñas y adolescentes con diversidad funcional disfruten de una vida plena, que les permita llegar a valerse por sí mismos y facilite la participación activa en la comunidad. Si queremos una ciudad inclusiva, tenemos que empezar por formar niños inclusivos y niñas inclusivas dentro y fuera de la escuela, y esto implica que jueguen unidos .

Los espacios que exigimos deben servir para inculcar valores y educar en la diversidad  al resto de niños y niñas de hoy. De esta forma pueden acompañarles, divertirse juntos y colaborar con ellos cuando lo necesiten. Al mismo tiempo serán punta de lanza para romper tabús y estereotipos entre los mayores, tal y como defienden los colectivos que trabajan en el ámbito de la diversidad funcional, ya que todos y todas somos diferentes de una forma o de otra no deben caber distinciones ni barreras.

columpios adaptados diversidad funcional

Por todo esto, y para garantizar el derecho de los niños a disfrutar de un entorno accesible, requerimos al ayuntamiento de Yecla que proponga el diseño  de espacios públicos y zonas recreativas en las que puedan confluir todos los niños y todas las niñas, independientemente de su edad y de su diversidad funcional, donde los juegos habituales se integren con juegos accesibles con el fin de que todos los niños y niñas  puedan disfrutar y divertirse juntos en una misma zona.

En este sentido, la eliminación o la reducción al máximo de las barreras arquitectónicas es fundamental, -un escalón en la entrada o la arena del suelo son obstáculos difíciles de superar, más cuando se tiene que tener como principio que en todas las actividades relacionadas con los niños con diversidad funcional se ha de tener como consideración primordial la protección de su interés superior.

En cuanto a seguridad, estos espacios deberían contar con unas medidas mínimas, al menos y como ejemplo: que estén separados suficientemente del tráfico rodado bien de manera natural o artificial; que la superficie sobre la que vayan a jugar este realizada de materiales blandos con el fin de evitar posibles lesiones ante caídas; que los dispositivos de juego estén diseñados y producidos con materiales que no puedan causar daño a los menores;  o que tengan información próxima y visible para llamar a un servicio médico próximo en caso de necesidad.

 

 

Dejar una opinión