Pedro Antonio Sánchez: dimisión

publicado en: IU Yecla, Yecla, Zocata | 0

El pasado 13 de febrero volvíamos a desayunar con una nueva noticia sobre corrupción. El juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional abría una nueva pieza sobre la Operación Púnica y la enviaba al Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia por ser el órgano judicial competente para enjuiciar al presidente regional. Este le atribuye a Pedro Antonio Sánchez, sucesor del perenne Ramón Luis Valcárcel como presidente de la Región de Murcia, nada menos que la realización de los delitos de fraude, cohecho y revelación de información reservada. Además, a estas acusaciones hay que añadirle la posterior imputación en el Caso Auditorio. En el mismo se le señala como presunto responsable de los delitos de fraude contra la Administración pública, falsedad en documento oficial, prevaricación continuada y malversación de caudales públicos.

pas pedro antonio sanchez

No obstante, esta prolífica colección de acusaciones no ha causado ni una sola repercusión en el PP murciano. Es más, como si del mundo al revés se tratara, el acusado ha recibido apoyos de gran parte de sus colegas de partido. Entre ellos se encuentra Marcos Ortuño, alcalde de Yecla, que aprovecha cada noticia del cerco judicial para solidarizarse y alabar a su amigo y jefe vía Twitter y Facebook. E incluso su apoyo ha llegado al punto de organizarle actos de promoción en Yecla. De nada ha servido la propia promesa de dimisión del propio PAS en el caso de darse esta situación. El presidente se ha agarrado al sillón de mando y parece que solo la oposición y la gente organizada en la calle van a poder levantarlo de aquel. Pero una de las cuestiones más graves es que en el PP, el partido que gobierna España, se elogia y se premia la posibilidad de que su líder regional haya metido la mano en la hucha del dinero de todas y de todos en vez de condenar y reprochar esta forma de robar.

Sin embargo, no solo en apoyos queda la cosa. Posteriormente, hemos tenido que conocer a través de la prensa las vergonzosas maniobras del PP a través de la Fiscalía General del Estado. Estas informaciones apuntan a que es muy posible que el partido haya utilizado las estructuras del Estado, que en estos momentos están en su poder, para ordenar que las dos fiscales de la Púnica no acusaran al presidente murciano. Asimismo, se ha apartado al Fiscal Superior de la Región de Murcia de su cargo y se ha nombrado uno nuevo más afín al Partido Popular. Con ello, los conservador-liberales podrían haber violado la separación de poderes, pilar básico de las democracia que tanto dicen defender. Además, no deberíamos obviar que  últimamente están saliendo a la luz preocupantes noticias sobre robos de documentación a fiscales en la Región de Murcia como si de una película de la mafia se tratara.

Ante todo esto, en Izquierda Unida lo tenemos claro. Existen elementos suficientes encima de la mesa para que Pedro Antonio Sánchez dimita y convoque unas nuevas elecciones. Al PP no le queda otro camino si quiere que nos creamos su discurso sobre su propia honestidad como partido. No obstante, si los populares se enrocan en su decisión de defender a personajes de dudosa integridad, es la oposición que está presente en la Asamblea Regional la que tiene el deber moral de realizar una moción de censura y convocar nuevos comicios. Más teniendo como tienen la mayoría suficiente como para apartar a Pedro Antonio Sánchez de su cargo. Y hablo de convocatoria de nuevas elecciones porque las anteriores se realizaron en un fraude democrático provocado por información oculta que probablemente falseó el resultado. Por ello, es la hora de que el pueblo vuelva a opinar.

Por Alberto Martínez, coordinador de IU-Verdes de Yecla

Puedes leer todos los artículos de La Zocata en este enlace

 

Dejar una opinión